Sexting: ventajas y peligros
¿Sabías que el término sexteo se origina de la unión de las palabras sexo y texto? Así es, y además proviene del inglés: sexting.

El sexteo es el envío de mensajes sexuales, tanto eróticos como sexualmente explícitos, a través de cualquier dispositivo con conexión a Internet. Tiene sus orígenes en el envío de SMS de índole sexual al que con el tiempo se fueron añadiendo imágenes, fotos y vídeos.

Ahora que ya conoces lo que es el sexting has de saber que además de ciertas ventajas interesantes, es una actividad que también tiene sus peligros. Por lo que si ya tienes decidido sextear o lo estás haciendo ya, no puedes perderte los consejos que te daremos a continuación.

¡Disfruta de un sexteo seguro!

Ventajas y peligros del sexting

A continuación te contaremos algunos de los beneficios y riesgos del sexting o sexteo.

Ventajas del sexteo:

  1. Se crea con la pareja un espacio de intimidad muy profundo sin necesidad de que ninguno de los dos deba salir de sus respectivas casas.
  2. No se corre el peligro de transmisión de enfermedades sexuales.
  3. No hay riesgos de embarazos no deseados, obviamente.
  4. Llegas a conocer mucho mejor los deseos más íntimos de la otra persona pues el medio aumenta la confianza y reduce la vergüenza. 
  5. No necesitas concertar fecha y hora, los encuentros por chat y los envíos de imágenes se realizan habitualmente de forma espontánea y a cualquier hora del día.

Riesgos del sexteo:

  1. Pierdes el control de tu intimidad. Cuando envías una imagen de tu cuerpo desnudo a alguien, esta puede ser usada para fines ruines tales como la humillación o la extorsión. ¡Ten mucho cuidado!
  2. Los niños y los adolescentes son los más perjudicados y los que corren el riesgo mayor de caer en manos de pedófilos y de personajes inescrupulosos.
  3. Uno de los mayores peligros lo encontramos en ciberbullying y grooming. Busca toda la información posible sobre estas formas de ciberacoso para estar prevenido o prevenida antes de sextear.
  4. El sentimiento de culpa se puede hacer presente unos segundos después de haber enviado el material. La ansiedad y la vergüenza son sensaciones muy habituales, especialmente si se sextea con extraños.
  5. El contacto continuado a través del sexting puede afectar la erotización de quienes realizan estas prácticas durante tiempos muy prolongados, impidiéndoles sentir placer durante los encuentros cara a cara.

 

Sexting: ventajas y riesgos

Consejos para un sexteo placentero y seguro

  1. Sextea porque lo deseas y con quien desees de verdad. Asegúrate de que conoces los riesgos del sexting, no te dejes presionar ni amenazar por nadie. En caso de sufrir cualquier tipo de amenaza, por más leve que sea, acude a la policía sin miedo.
  2. Nadie tiene derecho a vulnerar tu privacidad e intimidad. ¿La persona con la que quieres sextear es merecedora de tu total confianza? Piensa que esa persona tendrá en sus manos mensajes o fotos que pueden comprometerte gravemente si las muestra a otras personas.
  3. ¿Tienes la total seguridad de que quien recibe tus mensajes o fotos quiere recibirlos? ¡No vaya a ser que lo pongas en apuros! Háblalo muy claramente antes.
  4. Si vas a enviar un mensaje de alto contenido erótico modifica tu nombre por un alias por si la otra persona toma una captura de pantalla.
  5. Si se trata de un desnudo procura que jamás se vea tu rostro, marcas corporales que puedan identificarte, objetos de tu entorno y datos de geolocalización.
  6. Nunca uses redes Wi-Fi públicas para el sexting y pide a tu pareja de sexteo que haga lo mismo.
  7. Verifica muy bien el destinatario antes de pulsar para enviar el mensaje. Si se lo envías a otra persona y esta  lo ve ya no habrá forma de salvar ese error.
  8. Elimina rápidamente de tu dispositivo móvil todos los textos, imágenes y vídeos que hayas enviado. Pídele a tu pareja de sexteo que haga lo mismo.

Y tú, ¿has sexteado alguna vez? ¿Qué te parece el sexting? ¡Déjanos tu experiencia en los comentarios!