beso negro
El llamado beso negro, anilingus, beso de Singapur o rimming es una práctica sexual repleta de tabúes.

Sin embargo, es una experiencia extremadamente excitante y deliciosa tanto para quien la lleva a cabo como para quien disfruta de ella.

A lo largo de este artículo te contaremos todos los secretos del beso negro para que puedas hacerlo lo más excitante posible y seguro, tanto para ti como para tu pareja.

 

¿Qué es el beso negro o anilingus?

Se llama beso negro o anilingus al que estimula con la lengua el ano. Su acepción anilingus proviene del latín: anus (ano) y lingus (lamer).

No importa cuál sea tu preferencia sexual, se trata de una práctica mucho más habitual de lo que se suele pensar, pero también una de las menos reconocidas por las parejas debido al tabú en el que se encuentra inmersa.

Debido a la cercanía del ano con los genitales, el anilingus puede transformarse en un magnífico juego previo. Y más allá de los prejuicios que tu cultura te pueda imponer, el ano está repleto de terminaciones nerviosas que pueden llegar a encender tanto a hombres como a mujeres hasta llevarlos al mismísimo paraíso. 

Como añadido, el anilingus tiene el beneficio de humedecer y lubricar la zona para prepararla para la práctica del sexo anal.

 

beso negro

 

¿Es el beso negro una práctica sexual adecuada para ti?

Claro que no todas las personas disfrutan ni se sienten cómodas con este tipo de juego erótico en sus encuentros íntimos.

Son varios los factores tanto psicológicos como anímicos que pueden influir en la sensación de placer durante la práctica del anilingus. Y uno de los fundamentales es el de la vergüenza. Asegúrate de hablar con tu pareja con sinceridad y si no te apetece, siempre estáis a tiempo de recurrir a otras prácticas igualmente placenteras de las que podáis disfrutar ambos.

El beso negro requiere de la capacidad de superar prejuicios culturales, de una gran entrega e intimidad y sobre todo, necesita que exista una gran confianza dentro de la pareja. Una vez superados todos estos escollos os servirá para ahuyentar la monotonía dentro de vuestras relaciones sexuales.

 

¿Cómo hacerle un anilingus excitante a tu pareja?

Para que la práctica sea realmente placentera, es necesario seguir unos pasos importantes. Y por ello te daremos algunos consejos que te serán de gran utilidad.

  • Nunca inicies el beso negro lamiendo directamente el ano pues puede resultar incómodo. Ve rodeando la zona con la lengua hasta que percibas que tu pareja está realmente excitada.
  • Una vez tengas tu lengua en su ano, lame en círculos superficialmente, no hace falta entrar demasiado.
  • Cambia el ritmo, la velocidad y la intensidad. Disfruta tú también de ese momento.

anilingus

 

Posturas más cómodas para dar y recibir un beso negro

A continuación te contaremos cuáles son las posturas ideales para disfrutar al máximo al recibir un anilingus.

  • Ponte de espaldas en la cama, boca arriba, con las piernas levantadas y las rodillas flexionadas.
  • De pie y colocándole el trasero en la frente a tu pareja que se ha de poner en cuclillas.
  • Quien va a dar el beso negro se acuesta boca arriba y quien va a recibirlo le pone el ano sobre la cara.
  • Si te pones a cuatro patas le facilitarás la tarea a quien te da el beso negro.

Existen combinaciones con las que podéis daros placer mutuamente, por ejemplo, mientras uno da el beso negro el otro puede realizarle una felación. También es muy excitante en esta práctica el uso de juguetes eróticos.

 

Precauciones a tener en cuenta

  • Ten mucho cuidado de no arañar con las uñas la zona del ano de tu pareja ni de morderla.
  • El ano es una zona delicada y requiere de importantes medidas de higiene debido a la presencia de bacterias. Es muy importante que el ano sea cuidadosamente aseado para evitar cualquier tipo de infección
  • Os recomendamos no besaros en la boca luego de haber disfrutado del beso negro antes de cepillar muy bien los dientes y enjuagar la boca.

Finalmente, has de saber que existen formas de higienizar la zona anal para mantenerla perfectamente limpia. Una de ellas es el uso de duchas anales. Se trata de un envase con forma de pera que contiene agua limpia o suero salinizado. Se introduce en el ano para eliminar cualquier resto de materia fecal.

Eso sí, no es bueno abusar de este tipo de lavados ya que podrían causar irritaciones en el colon o infecciones por la humedad acumulada. Asimismo, pueden causar estreñimiento si se usa con frecuencia y durante un tiempo prolongado.

 

No importa si eres un experto o si es tu primera vez, el beso negro es una de las prácticas más excitantes y que más unen a las parejas, ya que solo se realiza con una persona muy especial con la que se tiene una íntima conexión.

Y tú, ¿ya has practicado el beso negro? ¿Qué sentiste? ¡Responde con sinceridad!